Alopecia femenina

Actualmente muchas mujeres sufren alopecia. Y es que, aunque se pensaba que la alopecia era una enfermedad capilar que solo afectaba a los hombres, cada vez son más las mujeres que recurren a las soluciones y tratamientos capilares para poner solución a este problema.

Por ello, hoy conoceremos en profundidad cuáles son las causas más frecuentes de padecer alopecia, qué tipos existen, qué tratamientos y cómo podemos prevenirla. Comencemos:

Causas de alopecia femenina

Veamos cuáles son las causas más habituales de la alopecia en mujeres:

  • Uso de ciertos medicamentos. Las alteraciones hormonales ocasionadas por algunos fármacos anticonceptivos, así como medicamentos antidepresivos, antiinflamatorios o anticoagulantes. También la quimioterapia afecta negativamente a la salud de nuestro cabello.
  • Deficiencias alimentarias. La ausencia de nutrientes esenciales en nuestra dieta, debido a una dieta poco equilibrada. Muy importantes son el zinc y el hierro, así como algunas vitaminas, para mantener un cabello saludable.
  • Problemas hormonales. Los estrógenos nutren los folículos capilares. Así pues, los desequilibrios de las hormonas femeninas provocan que las masculinas dañen el cuero cabelludo. Es por ello que, tanto en la etapa menopáusica como en la adolescencia pueden aparecer episodios de alopecia. Sin embargo, después del parto se renueva el cabello ya que en el embarazo se bloquea la pérdida del mismo.
  • Estrés y ansiedad. Las emociones afectan directamente a la salud de nuestro pelo. Por tanto, los episodios traumáticos, de ansiedad, de estrés o depresión continuados, pueden incrementar la producción de hormonas masculinas, que dañen nuestro cuero cabelludo atacando y debilitando los folículos.
  • Otras causas son: enfermedades somáticas y psicosomáticas, fiebre, infecciones, reumatismo, trastornos metabólicos, anemia, embarazo y lactancia.
  • Además, existen factores que pueden debilitar nuestro cabello. Entre ellos encontramos la contaminación, el tabaco, el uso de extensiones, una deficiente higiene capilar, las decoloraciones y tintes o el uso de secadores y/o planchas de pelo.

Tipos de alopecia en mujeres

Alopecia androgénica

Se trata del tipo de alopecia femenina más común. Mientras que la parte frontal, la del flequillo, suele mantenerse intacta, se produce un adelgazamiento de los cabellos, así como una pérdida de volumen y zonas empobrecidas en la parte superior de la cabeza.

La alopecia androgénica o alopecia androgenética tiene que ver con problemas hormonales, donde se debilitan los folículos pilosos y se produce menos pelo. También puede estar determinada por una alimentación mala, así como el estrés o incluso factores genéticos. Al disminuir la producción de pelo nuevo, los cabellos que se caen no se renuevan rápidamente, produciéndose zonas de alopecia. Si no se trata a tiempo, la alopecia androgénica puede traducirse en calvicie.

Efluvio telógeno o "caída por estrés"

Suele aparecer tras un proceso de estrés, físico o emocional. En la actualidad, estamos viendo muchos casos en pacientes que han vivido muy de cerca la COVID-19, así como por el estrés ocasionado por el confinamiento.

Normalmente se trata de una caída intensa de pelo. Así, el volumen de la coleta disminuye mucho y las entradas pierden densidad. Sin embargo, a pesar del impacto, el pelo volverá a crecer transcurridos unos meses. Es un tipo de caída de pelo reversible y de buen pronóstico.

Alopecia areata

Se trata de un tipo de alopecia que afecta al cuero cabelludo en zonas localizadas, también llamados parches. El avance de la alopecia areata puede producirse en un intervalo muy corto de tiempo, o bien después de varios meses.

Si bien los motivos por los que se produce no están claros, sí sabemos que tiene que ver con una inflamación de los folículos pilosos, que impide el suministro de nutrientes a los mismos. De este modo, el pelo se expulsa y no se renueva. No obstante, como en cualquier tipo de alopecia, el estrés, las alergias, infecciones o factores medioambientales pueden influir.

Alopecia difusa

Decimos que se trata de alopecia difusa cuando se produce un aumento muy rápido de la caída del cabello durante su ciclo de crecimiento. Esto se traduce en un aumento del efluvio telógeno, es decir, el pelo muerto comienza a caer a gran velocidad, mientras el pelo nuevo mantiene su ritmo normal.

Así pues, en los casos de alopecia difusa, se aprecia que alrededor de una cuarta parte del cabello se encuentra en esa fase de efluvio telógeno. Esta alopecia femenina suele ser temporal y no presenta consecuencias mayores y puede estar determinada por las causas mencionadas anteriormente.

Alopecia frontal fibrosante

La alopecia frontal fibrosante es una forma de alopecia cicatricial cada vez más frecuente, que suele afectar a mujeres a partir de la menopausia. Sin embargo, cada vez son más frecuentes los casos en mujeres pre-menopáusicas y en hombres.

Aunque la causa de este tipo de alopecia no está clara, el mecanismo hormonal puede influir en la enfermedad y se ha demostrado que existe una susceptibilidad genética. Así pues, podemos decir que la alopecia frontal fibrosante tiene un doble mecanismo, autoinmune y hormonal. Es decir, que es el propio organismo el que ataca a los folículos pilosos, produciendo una inflamación que, de no ser detenida a tiempo, puede destruirlos.

La alopecia frontal fibrosante suele afectar al cabello de la zona de la diadema, así como a las cejas, la parte de la nuca o incluso al vello corporal. También es bastante común la aparición de granos en el rostro y un marcado de las venas de la frente.

Este tipo de alopecia tiene un progreso lento durante años. Después, tiende a estabilizarse espontáneamente en algunos pacientes.

Tratamientos contra la alopecia femenina

Actualmente existen terapias muy efectivas para frenar la caída y mejorar la densidad capilar en pacientes con alopecia. Podríamos resumir los principales tratamientos médicos en:

Minoxidil

El Minoxidil es un medicamento de uso tópico, en forma de loción o espuma, aunque en los últimos años también se viene suministrando de forma oral. El minoxidil permite engrosar el pelo mediante diferentes mecanismos. Normalmente tarda en hacer efecto unos meses, apreciándose el efecto máximo al año.

Antiandrógenos

Se trata de un tipo de fármacos que se pueden utilizar vía oral, tópica o mediante microinyecciones en el cuero cabelludo, en lo que se conoce como mesoterapia capilar.

Existen múltiples tipos: finasterida, dutasterida, espironolactona y bicalutamida. La elección dependerá de cada paciente y del grado de alopecia.

Otros tratamientos

Existen distintos tipos de terapias para mejorar la alopecia femenina. Por ejemplo, el plasma rico en plaquetas (PRP), el microneedling y el láser de baja potencia. Estos tratamientos permiten diseñar una estrategia de tratamiento individualizada para cada paciente.

Trasplante capilar en mujeres

Además de los tratamientos médicos, también existe la opción del injerto capilar en mujeres. Aunque se trata de una cirugía mínimamente invasiva, para ella, es necesario que la paciente disponga de una buena zona donante, ya que trasladamos los pelos (uno a uno) de la zona de la nuca a las áreas con alopecia.

Sin embargo, no todas las mujeres pueden realizarse un trasplante capilar. En los casos en que la paciente es buena candidata, el resultado de mejora puede ser tan espectacular como en los hombres.

Cómo prevenir la alopecia femenina

Comer adecuadamente

Aunque no acaba traduciéndose en alopecia como tal, pero sí que podemos perder una buena cantidad de cabello, si no llevamos una dieta equilibrada. Como mencionamos antes, el zinc y el hierro son fundamentales, así como otros nutrientes y vitaminas. Entonces debemos nutrirnos con vitaminas y minerales para estar algo más fuertes y tener energía vital.

Minimizar el uso de productos químicos

Es mejor dejar el pelo al natural. Cuando estamos sometidos a muchos químicos, desde tintes a espumas de pelo durante muchos años, el pelo se seca, se daña y puede empezar a caer de forma algo exagerada. El uso continuado de extensiones, secador y planchas de pelo también pueden ser factores determinantes.

Tratamientos capilares

Es importante reforzar y revitalizar el cabello. Muchas veces no somos conscientes de que nuestro pelo puede verse castigado por diversas razones. Por ello, es conveniente cortarlo de vez en cuando para sanearlo y darle vida. Por ello, es importante consultar al profesional, quien nos dará el tratamiento adecuado no solamente cuando hay alopecia femenina, sino también para prevenirla.

Así pues, conviene utilizar un champú adecuado, usar aceites especiales y naturales, realizar masajes en el cuero cabelludo y vivir una vida más sana, alejándonos todo lo posible del estrés.

Contacto Clínica Otosalud

Ubicación: Avda. de la Mancha 1, 1º G

Ciudad Real, España

Teléfono: +34 926 21 72 28

DÓNDE ENCONTRARNOS

Av. la Mancha, 1, portal 1B, piso 7ºG, 13001, Ciudad Real

 

PIDE TU CITA

+ 34 926 21 72 28

HORARIO

De lunes a sábado de 10.00 a.m a 21.00 p.m

Copyright © Dr. Julio Méndez. Todos los derechos reservados. | Aviso Legal | Política de Privacidad | Cookies

Aviso de cookiesPara navegar por la web es necesario el uso de cookies. Con ellas podemos optimizar y personalizar al máximo su funcionamiento.No queremos utilizar cookies sin tu consentimiento, necesitamos que aceptes su uso haciendo click en el botón aceptar.Si quieres más información sobre qué son las cookies, conocer nuestra política de privacidad o nuestro aviso legal puedes seguir los enlaces anteriores.
Hecho con Theme Improver