Varices

El Dr. Julio Méndez realiza uno de los mejores tratamientos actuales para eliminar las varices, cuyos resultados se notan visiblemente tras el procedimiento, sin necesidad de anestesia y en la propia consulta. Nos referimos a la esclerosis con espuma. Además, tras el procedimiento el paciente podrá volver inmediatamente a su rutina normal, por lo que se si lo comparamos con la cirugía convencional, esto parece impensable. Pero antes de pasar a conocer uno de los tratamientos más eficaces para eliminar el problema de las varices, primero veremos qué son exactamente estas venas varicosas, cómo se pueden prevenir o qué tipos de tratamientos existen. Comencemos: ¿Qué son las varices? La insuficiencia venosa periférica, más conocidas como varices o venas varicosas, son dilataciones de las venas que, por diversas razones, no cumplen correctamente su función de llevar la sangre de retorno al corazón. Por tanto, esta sangre se acumula en ellas, dilatándose y volviéndose tortuosas. Normalmente pensamos que las varices solo aparecen en las piernas, ya que es la zona más frecuente, pero no la única. De hecho, pueden surgir también en otras zonas del cuerpo, como el esófago (varices esofágicas), la región anal (hemorroides) o en los testículos (varicocele). Las várices son bastante frecuentes. La frecuencia de aparición dependerá de diversos factores, pero en general se puede afirmar que las padecen entre un 15 y un 10 por ciento de la población. Este porcentaje aumenta con la edad y el sexo, pues las mujeres son más propensas a padecerlas. Así pues, el grupo de población con mayores riesgos de padecer varices son las mujeres, personas mayores, con obesidad, que no realizan ejercicio, y aquellas que tienen antecedentes familiares de varices. También pueden ser más comunes durante el embarazo. Tipos de varices Las varices tienen cuatro grados o tipos: Varices de grado I o varículas En esta etapa, las varices pueden verse en algunas zonas y a través de la piel. Unas venas finas de color violáceo, que a veces pueden tener forma estrellada (arañas vasculares). Generalmente representan un problema exclusivamente estético, pero en ocasiones pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas. Varices de grado II Las venas se van haciendo más visibles y empiezan a notarse los primeros síntomas, tales como pesadez y cansancio en las piernas, dolor, calambres, hormigueos, sensación de calor, picores y/o escozores. Varices de grado III Las venas están más dilatadas y tortuosas, por lo que los síntomas mencionados arriba van aumentando progresivamente. También aparece la hinchazón y edemas, así como cambios de coloración en la piel. Varices de grado IV Aparecen zonas eczematosas y úlceras. Estas pueden ser difíciles de tratar y tienden a infectarse fácilmente. Cómo aparecen las venas varicosas La debilidad o daño en las válvulas puede provocar venas varicosas. Pero, ¿cómo se producen? Bien, las arterias conducen la sangre desde el corazón hacia el resto de los tejidos, mientras que las venas devuelven la sangre del resto del cuerpo al corazón para que la sangre pueda volver a circular. Para devolver la sangre al corazón, las venas de las piernas deben trabajar contra la gravedad. Las contracciones musculares en la parte inferior de las piernas actúan como bombas, y las paredes elásticas de las venas ayudan a que la sangre regrese al corazón. Las pequeñas válvulas de las venas se abren, a medida que la sangre fluye hacia el corazón, y luego se cierran para impedir que la sangre fluya hacia atrás. Si estas válvulas son débiles o están dañadas, la sangre puede retroceder y acumularse en la vena, provocando que se estiren o se tuerzan. También hay que tener en cuenta algunos factores de riesgo tales como la edad, el sexo, antecedentes familiares, embarazo, obesidad o permanecer sentado o de pie durante períodos prolongados. Cuál es el mejor tratamiento para eliminar las varices Las varices son una enfermedad degenerativa y progresiva que, generalmente, no es grave. Sin embargo, resultan antiestéticas y pueden causar molestias, dependiendo en el grado en el que se encuentren. En muchos casos, el tratamiento de las varices será paliativo, es decir, servirá para aliviar la sintomatología y evitar o retrasar su progresión. En otros, sin embargo, pueden eliminarse definitivamente. Debemos plantearnos recibir tratamiento sobre todo en el caso de las varices desarrolladas, las que han producido alteraciones en la piel o grasa subcutánea, así como aquellas que pueden producir futuras complicaciones (tromboflebitis, úlceras o hemorragias). Las arañas vasculares o varículas, pueden tratarse por motivos meramente estéticos. Entre los diversos tratamientos para eliminar las venas varicosas encontramos desde el método tradicional o stipping a la microcirugía, pasando por la radifrecuencia, el láser o, uno de los más novedosos, la escleroterapia. La escleroterapia consiste en producir la irritación de las paredes interiores de la vena, de modo que esta se cierre por sí misma, quedando esclerosada, es decir, como un cordón cicatrizado sin sangre en su interior y, por tanto, prácticamente invisible. En el caso del doctor Julio Méndez, dentro del campo de la escleroterapia, el método utilizado es la esclerosis con espuma. Esta técnica requiere una exploración previa del paciente, para determinar los trayectos venosos a esclerosar. Además, es importante palpar estas venas para hacerse una idea más clara de su trayectoria y consistencia. Después, se identifica las venas enfermas mediante una prueba, denominada "Eco-Doppler". Una vez identificadas, se realiza una punción en la piel, guiada con la ecografía. Después se introduce un fino catéter en la vena que se quiere tratar y, una vez dentro, se inyecta en la vena enferma un fármaco en forma de espuma (se puede realizar con etoxisclerol o con polidocanol). El fármaco irritará la pared de la vena y la esclerosa, la endurece, hasta hacerla desaparecer. Una vez terminada la sesión, si se requiriera, se coloca un sistema comprensivo durante cinco o seis días, facilitando el vaciamiento venoso y evitando posibles inflamaciones. Cómo prevenir las venas dilatadas Lamentablemente, no existe un modo infalible de prevenir la aparición de varices. Sin embargo, mejorar la circulación y el tono muscular puede reducir el riesgo de desarrollar venas varicosas o que se formen nuevas. Por tanto, hacer ejercicio, perder peso, elevar las piernas al descansar y no cruzarlas al sentarse, son pequeñas cosas que pueden ayudar a evitar que las varices empeoren o el surgimiento de otras nuevas. Del mismo modo, usar ropa holgada y evitar largos períodos de pie también puede ayudar. Antes y después Precios

Contacto Clínica Otosalud

Ubicación: Avda. de la Mancha 1, 1º G

Ciudad Real, España

Teléfono: +34 926 21 72 28

DÓNDE ENCONTRARNOS

Av. la Mancha, 1, portal 1B, piso 7ºG, 13001, Ciudad Real

 

PIDE TU CITA

+ 34 926 21 72 28

HORARIO

Lunes

Martes

Miércoles

Jueves 

Viernes

Sábado

TEXTO FOOTER 1

Texto de prueba

Texto de prueba

Texto de prueba

Copyright © Dr. Julio Méndez. Todos los derechos reservados. | Aviso Legal | Política de Privacidad | Cookies